Productos dietéticos utilizados para el control de peso

La demanda de información que trasciende a la Oficina de Farmacia sobre el control de peso es muy elevada, ya que la población tiene un gran interés sanitario y estético para perder peso o evitar su incremento.

El farmacéutico conoce las ventajas y riesgos asociados a la utilización de los productos dietéticos encaminados a lograr una reducción o control de peso, aconseja y controla su utilización en un contexto de eficacia y seguridad.

Muchos de los principios activos incluidos en los productos comercializados, poseen ACTIVIDAD DIURÉTICA. Sin embargo, el perder líquido no adelgaza, solo contribuye a deshidratar y en personas delicadas puede poner en peligro su salud.

También se utilizan con frecuencia los LAXANTES, que son útiles en algunos casos de estreñimiento, pero este problema también se puede resolver con cambios en la alimentación, incremento en el consumo de líquido y actividad física. Además el resolver un problema de estreñimiento no supone el evitar o disminuir la excesiva acumulación de grasa corporal, y los laxantes fuertes pueden asociarse con diferentes peligros en la salud.

  • ANTICIPAN LA SENSACIÓN DE SACIEDAD algunas fibras solubles, porque al hincharse en el interior del estómago facilitan que la persona consuma una cantidad algo inferior de alimentos, y al aumentar el volumen de las heces también son de ayuda en la lucha contra el estreñimiento.
  • ESTIMULAN LA GLÁNDULA TIROIDEA algunas algas, por su alto contenido en yodo. Sin embargo, en algunos individuos con problemas en el funcionamiento tiroideo podrían suponer un peligro.
  • El EFECTO CARMINATIVO lo poseen algunos productos dietéticos, ayudando a la eliminación de los gases intestinales y aliviando la sensación de hinchazón o plenitud abdominal. Sin efecto en el control de peso.
  • Algunos ESTIMULANTES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL se asocian con un aumento del gasto energético y se utilizan en algunos de los dietéticos estudiados.
  • ATRAPAR Y RETENER LA GRASA INGERIDA durante las comidas, impidiendo que se absorba y facilitando su eliminación en heces, es el mecanismo de acción de algunos ingredientes.
Como resumen se puede decir que NO HAY PRODUCTOS realmente útiles, igual que NO HAY DIETAS MÁGICAS.
Sin disciplina permanente, controlando el consumo de alimentos, y la actividad es imposible mantener el peso ideal, en personas con predisposición a acumular grasa corporal. La utilización de dietéticos puede suponer una ayuda, especialmente si se utiliza el más idóneo para cada individuo, en función de su problemática concreta, pero hace falta un control y asesoramiento por parte de un experto, para marcar pautas en la alimentación y actividad, ya que la utilización indiscriminada de estos productos, puede suponer un riesgo sanitario.