PROTEÍNA C REACTIVA

La PCR es una proteína producida por el hígado. Se envía al torrente sanguíneo en respuesta a una inflamación. La inflamación es la manera en que el cuerpo protege los tejidos cuando ocurre una lesión o una infección. Puede causar dolor, enrojecimiento e hinchazón en la región lesionada o afectada. Algunos trastornos autoinmunes y enfermedades crónicas también pueden causar inflamación.

La prueba de Proteína C Reactiva

La prueba de proteína C reactiva mide el nivel de proteína C reactiva (PCR) en la sangre. >Niveles altos de Proteína C Reactiva pueden ser signos de una infección grave o de otro trastorno.

La prueba de PCR se utilizar en el diagnóstico o seguimiento de enfermedades que causan inflamación, por ejemplo:

  • Infecciones bacterianas.
  • Infección por hongos.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Trastornos autoinmunes, como lupus o artritis reumatoide.

Cuándo se realiza la prueba de Proteína C Reactiva

Se puede necesitar esta prueba si se tiene síntomas de una infección bacteriana grave, por ejemplo:

  1. Fiebre
  2. Escalofríos
  3. Respiración rápida
  4. Ritmo acelerado del corazón (taquicardia)
  5. Náuseas y vómitos

Si ya se ha diagnosticado una infección o tiene una enfermedad crónica, esta prueba puede usarse para hacer un seguimiento de esta patología. Los niveles de PCR aumentan y disminuyen según la cantidad de inflamación.

Hay otros factores que pueden aumentar los niveles de PCR, por ejemplo, fumar cigarrillos, obesidad y falta de ejercicio.

Un nivel alto de la proteína C reactiva continuado en el tiempo está asociado con un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos; el nivel de proteína C reactiva es un factor de riesgo de la enfermedad de las arterias coronarias. Pero si se tiene un nivel alto de proteína C reactiva de manera puntual, no significa necesariamente que se tenga un riesgo mayor de padecer una enfermedad cardíaca.

Por ello este análisis también ayuda a determinar el riesgo de padecer un segundo ataque cardíaco, debido a que las personas con un nivel alto de la proteína C reactiva de alta sensibilidad que sufrieron un ataque cardíaco son más propensas a sufrir otro episodio que aquellas con un nivel normal.

Elisa Mateo Grande

Farmacéutica